En estos días de cuarentena el silencio invade las calles de nuestras ciudades y pueblos. Pero si lo escuchamos con atención puede depararnos gratas sorpresas. El silencio es también un elemento fundamental en la construcción musical: la obra de Beethoven muestra brillantes ejemplos de esta realidad.

Todas las entradas de

Dejar un comentario